Liderazgo en tiempos de crisis

Dada la pandemia que vivimos estos días, nos parece muy interesante el artículo sobre liderazgo en tiempos de crisis

Dada la pandemia que vivimos estos días, nos parece muy interesante el artículo sobre liderazgo en tiempos de crisis escrito por Terri Lewis, Vicepresidenta Senior y Jefa Global de Recursos Humanos en Pontoon Solutions. Os lo traducimos a continuación.

 

Mi carrera como profesional de Recursos Humanos se ha basadoprincipalmente en la costa este y medio oeste de Estados Unidos. Mi experienciame ha llevado a administrar mi parte justa de huracanes, tornados y eventosclimáticos de invierno que han impactado a empleados y empresas por igual. Amedida que pasó el tiempo y mis responsabilidades alcanzaron presencia global,me acostumbré a apoyar a las personas que lidian con incendios, terremotos,tifones y monzones. Cada uno de estos eventos ha ocurrido en ubicacionessingulares, con un impacto inmediato para aquellos que están cerca desde elpunto de vista logístico. Estos eventos están relativamente aislados en lamedida en que se puede dibujar un círculo alrededor de la zona de impacto, paraa posteriori, participar y desplegar ayuda dentro del área definida.

 

Liderazgo en tiempos de crisis: un evento único

 

Recientemente he obtenido una perspectiva muy nueva queninguno de mis compañeros ha tenido antes. El COVID-19, comúnmenteconocido como Coronavirus, que se ha convertido en una pandemia global. Elcomienzo de esta pandemia ha reflejado elementos de catástrofes anteriores alas que me he enfrentado, aunque ha alcanzado una escala diferente a cualquierade las otras.

 

En pocas palabras, la crisis del Coronavirus ha desafiado todasmis experiencias hasta la fecha. Este virus ha llevado a todas las personas delplaneta a una situación para la que ninguno de nosotros estaba realmentepreparado: un brote global de un nuevo virus que se está abriendo caminorápidamente por el mundo de formas que aún seguimos sin comprender por completo.Consume todo a su camino y trasciende las fronteras, la religión, la raza o elsexo. En la actualidad parece imparable, y lo peor está a punto de golpearme enel país, donde tenemos la mayor tasa de población activa.

 

Hacer frente al impacto y buscar los aspectos positivos

 

Me siento afortunada al haberme librado del Coronavirus a lahora de escribir este artículo, pero permanecemos atentos en nuestrascomunidades locales y globales. Sin embargo, incluso en la distancia, estevirus ha alterado mis responsabilidades y resultados como Jefe Global deRecursos Humanos y la manera en la que he tenido que administrar una fuerzalaboral global de casi 2.000 empleados.

 

Para mí, este liderazgo en tiempos de crisis ha significado levantarme muy temprano y trabajar en remoto hasta altas horas de la noche para asegurarme de tomar las mejores decisiones. Por supuesto, siempre en función de la información disponible en cada momento.

 

Esta carga de trabajo es irrelevante en comparación con loque otros compañeros deben hacer frente a escala global, pero no dejan de serelecciones reales con sus correspondientes ramificaciones (tanto tangibles comoimprevistas) para los trabajadores y los clientes. ¿Celebramos o cancelamos unareunión? ¿Asistimos o no a una conferencia? ¿Aprobamos los viajes de losempleados para una reunión crítica con los clientes? Equilibrar la interrupcióndel negocio y el bienestar de los empleados se ha convertido en un obstáculodiario y casi constante a cada hora.

 

Si bien a nivel funcional estábamos bien preparados en muchos casos con BCP (Planes de continuidad del negocio), políticas de evacuación remota de trabajadores o planificación de tecnología como empresa, para mi equipo y para mí, el liderazgo en tiempos de crisis ha significado un aumento en el escrutinio y el estrés que ponemos en todas y cada una de las decisiones que tomamos. Así como su impacto en los empleados.

 

Por el lado positivo, la crisis del Coronavirus también nos ha hecho testigos del mejor aspecto humano de colegas y personas con las que mantenemos el contacto. Nuestros líderes están avanzando para hacer lo correcto el uno para el otro, para nuestros clientes y para nuestra gente. Estamos en contacto regular con nuestros increíbles clientes y socios y nos apoyamos mutuamente. Las decisiones difíciles se toman de manera consciente y se comunican cuidadosamente, siendo el bienestar lo más importante de nuestra agenda.

¿Nuevos retos profesionales? Impulsa tu carrera con Spring Professional | LHH Recruitment Solutions

 

Descubrimientos edificantes en tiempos de incertidumbre

 

A través de los desafortunados eventos acaecidos desde quecomenzó el brote, encontré esperanza y momentos únicos que, de otromodo, nunca habría percibido. Para empezar, he reafirmado que tenemos personasincreíbles trabajando en nuestra organización. Quieren hacer todo lo posiblepara impulsar el negocio y servir a nuestros clientes.

 

He descubierto que muchos países, estados y gobiernoslocales están mejor preparados para enfrentar la pandemia de lo que esperaba.Por otro lado, he encontrado que muchos países, estados y gobiernos locales coninfraestructura y riqueza mucho más grandes están menos preparados de lo quetenía por seguro.

 

Sé que, como empleadora, tenemos el deber de mantener lacalma mientras dure este tiempo de incertidumbre. Tanto para nuestrosempleados, los clientes y los socios que nos piden ayuda para seguir adelante.

 

Y he descubierto que, independientemente de cualquier factorque nos haga diferentes, algo como esto nos une. Nos une para trabajar hacia unobjetivo común y mirar más allá de cosas en las que podríamos haber estado endesacuerdo antes. Podemos llegar a descubrir cuán poca importancia tenían lascosas anteriormente y que estar presente y consciente significa que podemosentender la posición de los demás y dejar de percibirnos como únicos al enfrentamosa una oposición unificada.

 

Siento que esto también ha servido para enseñar a mi hijo, ytodos los hijos del mundo, que todas las personas pueden hacer algo el uno porel otro en situaciones difíciles. Y que tenemos la capacidad de luchar parasuperarnos en todo momento.

 

Vista al futuro

 

Nadie puede predecir, con exactitud, qué sucederá en laspróximas semanas y meses. Todos estamos experimentando esto por primera vez,pero lo estamos haciendo de manera única y conjunta.

 

Debemos tratar de aprovechar esto como una oportunidad:identificar nuestras brechas, evaluar nuestros planes de continuidad y nuestrapreparación para eventos catastróficos. En el futuro, es nuestro debergarantizar que todos estemos mejor equipados para todo tipo de eventos. Es nuestraresponsabilidad asegurarnos de que nuestros empleados sepan qué hacer en casode emergencia, cómo cuidarnos a nosotros mismos y a los demás, tanto personalcomo profesionalmente.

 

Espero que tomemos esto como una oportunidad para considerarcuán preparados están nuestros hogares, escuelas, mayores e infraestructurasrurales. Esta no será la última vez que tengamos que pasar por una pruebasimilar.

 

Espero que esto nos permita hacer un mejor uso denuestros recursos actuales y tener un impacto climático global menor.Evaluando qué reuniones y eventos se pueden realizar virtualmente en el futuro.La tecnología de hoy nos brinda formas de mantenernos conectadosindependientemente de dónde nos encontremos. Usar estas soluciones en lugar deviajar en exceso es, en última instancia, mejor para nuestra salud personal yel Medio Ambiente.

 

Ir siempre hacia adelante

 

Me hubiera gustado no tener que practicar el liderazgo entiempos de crisis con todo lo que ha traído consigo el Coronavirus. Pordesgracia, el hecho es que estamos en medio de una crisis global.Personalmente, es probable que todavía no hayamos experimentado lo peor, perocomo líderes, debemos guiar a nuestros equipos a través de esto, ser su fuenteobjetiva de información cierto y asegurarnos que nos comunicamos en profundidady con frecuencia.